×

Deportes

La Roja entregó la corona

miércoles, 03 julio 2019 - 10:54 pm

Triste noche en Porto Alegre. Chile abandonó el sueño del tricampeonato en semifinales, cayendo 3-0 ante Perú en el Arena do Gremio. Fue una maciza actuación del elenco dirigido por Ricardo Gareca, ante una irreconocible e imprecisa selección chilena.

Perú controló el partido desde el pitazo inicial. Ya a los dos minutos, Christian Cueva tuvo una chance clara de marcar. El ex Unión Española ingresó destapado, pero no pudo definir correctamente en área chica.

Fue un aviso. Aunque Charles Aránguiz también tuvo una opción idéntica solo frente al arco (7′), los del Rimac se vieron mejor en la cancha. La del primer tiempo fue una versión errática de la Roja. El tridente del mediocampo (Pulgar-Aránguiz-Vidal) estuvo impreciso y sin chispa. Por el lado izquierdo, Beausejour no daba pie con bola y el tándem derecho (Isla-Fuenzalida) no atacaba ni defendía.

Con ese panorama, no fue extraño que Perú abriera la cuenta. A los 21 minutos, Edison Flores aprovechó un centro de André Carrillo para fusilar a Gabriel Arias. Chile intentó una recuperación, pero se encontró con otro gol en su portería. Y fue un gol que prácticamente se anotó el propio Chile.

A los 38′, Gabriel Arias salió desatinadamente fuera de su área y eso lo aprovechó Carrillo, quien centró a Yoshimar Yotún. El jugador del Cruz Azul tuvo todo el tiempo del mundo para controlar el balón y definir con el arco vacío.

En el segundo tiempo, la impotencia le ganó a Chile, pero la actitud fue distinta. Ocasiones tuvo para descontar, pero el destino no quería nada con la Roja. Eduardo Vargas tuvo un cabezazo en el palo (50′) y después ingresó solo, pero Pedro Gallese evitó el gol con un gran achique (75′). El arquero peruano fue figura: también le tapó un cabezazo a quemarropa a Arturo Vidal (81′) y un potente disparo a Alexis Sánchez(82′).

En los últimos minutos, Chile perdió el balón y comenzaron los ‘olés’ de la hinchada peruana en Porto Alegre. En una de esas combinaciones, Paolo Guerrero definió de gran manera para marcar el 3-0, en el primer minuto de descuento.

El VAR apareció en el último minuto para cobrar un penal para Chile, que fue regalado por Eduardo Vargas, ‘picándola’ a las manos del arquero Gallese. La guinda para rematar una noche triste en Porto Alegre.