×

Internacional

Varios muertos por una avalancha de nieve en un hotel de Italia tras la cadena de terremotos

jueves, 19 enero 2017 - 9:21 am

Varias personas han fallecido tras una avalancha de nieve que ha sepultado el Hotel Rigopiano, ubicado en la localidad de Farindola, en la región de Abruzzo, en el centro de Italia, después de la serie de terremotos que sacudieron el miércoles la nación transalpina.

Las palabras de Antonio Crocetta, uno de los jefes del servicio de socorro, al llegar al hotel hicieron temerse lo peor: «Hay tantísimos muertos». De hecho, el establecimiento quedó completamente destruido como consecuencia del alud e incluso parte de sus instalaciones se desplazaron diez metros a causa de la fuerza de la nieve.
«Llamamos, pero nadie responde», han declarado los miembros de los equipos de rescate enviados a Farindola. A su llegada se encontraron con una trágica imagen, «mezcla de terremoto y avalancha», según indicó un portavoz.

Se calcula que en el hotel se alojaban 20 personas, entre ellas, dos niños. Además, trabajaban siete empleados. De momento, sólo se puede confirmar la existencia de dos supervivientes, ambos italianos: Giampiero Parete y Fabio Salzetta, que se dio la casualidad de que en el instante que sucedió el alud se encontraban fuera del establecimiento y se refugiaron dentro de un coche, que también resultó arrastrado por la fuerza de la nieve.
A pesar de ello, ambos se encuentran en buenas condiciones físicas, según informaron los equipos de socorro. De hecho, estas dos personas fueron las que mandaron un mensaje de auxilio alertando de la avalancha.

Parete, de 38 años, fue al coche a coger una cosa, pero su esposa y dos vástagos se encuentra en el hotel sepultado: «Mis hijos están bajo los escombros. Llegó la avalancha y me sumergió en el nieve, pero logré salir. El coche quedó sepultado y esperé la llegada de los equipos de socorro», ha declarado a los médicos.
Pero no sólo ellos, también otros clientes enviaron mensajes de WhatsApp pidiendo socorro. «Ayuda, ayuda, estamos muriendo de frío», decía uno de los mensajes que recibió el servicio de emergencia.
Se cree que otros clientes también abandonaron el hotel antes de que sucediera la tragedia, pero esta información no ha sido confirmado, ni tampoco se sabe si dichas personas consiguieron refugiarse en otro lugar.
De hecho, antes de que ocurriera el alud, la dirección del hotel ya había informado a su clientela de las críticas condiciones meteorológicas en la zona a causa de las fuertes nevadas, que incluso provocaron que la comunicación por telefonía fija quedara interrumpida. Lógicamente, los terremotos posteriores agravaron aún más la situación.

Condiciones muy difíciles

Los equipos de rescate han extraído un primer cadáver del interior del alojamiento. Los medios de comunicación italianos que citan fuentes de los socorristas explican que la primera víctima es un hombre y que se continúa excavando en el hotel, buscando a los desaparecidos, en condiciones «dificilísimas».
A la zona están también llegando algunas ambulancias y otros medios de rescate que se van abriendo paso lentamente, gracias a los quitanieves.
Según los primeros testimonios de los equipos de rescate, el hotel está parcialmente derrumbado y completamente sepultado bajo la nieve y se ven algunas luces, pero no llegan voces de su interior.
El centro de Italia se vio golpeado el miércoles por una serie de terremotos, cuatro de los cuales han superado los 5 grados de magnitud. Todos ellos se han registrado en una zona próxima al epicentro del terremoto del pasado 24 de agosto en Amatrice, en el que hubo cerca de 300 muertos.
El primer temblor, de 5,3 de magnitud, se produjo a las 10.25 y en la hora siguiente hubo otros dos de 5,4, y 5,3 grados. A las 14.33 tuvo lugar un nuevo temblor de 5,1, según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV). Además, hubo decenas de réplicas de menor intensidad, algunas por encima de 4.

 
 
 
 
 
 
 
Fuente: El mundo