×

Nacional

Créditos Fogape suman críticas mientras Hacienda reconoce que «hay problemas»

jueves, 21 mayo 2020 - 10:23 pm

La línea de créditos bancarios con aval fiscal que implementó el Gobierno, como salvavidas para las pymes a través del Fondo de Garantía para Pequeños Empresarios (Fogape), en medio de la pandemia de Covid-19, no ha tenido el resultado esperado, quedando sin acceso a recursos frescos miles de emprendimientos a lo largo del país.

De hecho, casi un mes después de su primer anuncio, el propio Presidente anunció una segunda línea de financiamiento con garantía estatal, a través de entidades no bancarias, en la práctica asumiendo que los bancos no dieron el alivio esperado a las empresas de menor tamaño.

Y es que a pesar del positivo balance de la Comisión Para el Mercado Financiero (CMF), hasta el ministro de Haciendo terminó por reconocer que «hay problemas».

«Quiero partir por reconocer que hay problemas, hay personas a las que no les llega, hay personas a las que no les responden, hay demoras, y estamos conscientes de eso y empatizamos porque sabemos que para muchas empresas recibir este crédito hace la diferencia entre sobrevivir o quedar en el camino», dijo Ignacio Briones en el matinal «Bienvenidos».

Pero el secretario de Estado también rebajó considerablemente el universo de empresas elegibles para los créditos Fogape, porque «es importante centrar las expectativas».

«Se habla muchas veces de un número mágico, de 1 millón 200 mil pymes, como si esa fuera la referencia para evaluar el éxito o fracaso de este programa de garantías. Cuando hago la pregunta de cuántas empresas venden regularmente, estamos hablando de un universo de aproximadamente 400 mil empresas, y venden todos los meses algo. No es el millón 200 (mil), es 400 mil. Luego puedo hacer la siguiente pregunta ¿cuántas empresas tienen al menos 1 trabajador contratado? (…) bueno, son 300 mil empresas. Si digo cuántas empresas tienen ventas al menos 1 mes en el año, son 500 mil. Entonces el rango está entre 300 y 500 mil, y ese es el universo al que este programa va dirigido», detalló.

Y es que el número de micro, pequeñas y medianas empresas que albergaron esperanzas en este programa siempre pareció excesivo para la Multigremial de Emprendedores, que considera que La Moneda tuvo un «error de cálculo» desde el inicio de la tramitación de la ley respectiva.

La molestia en el Parlamento

Durante su paso por el Congreso la iniciativa del Ejecutivo tuvo detractores que alertaron sobre el poder discrecional que tendrían los bancos, pese a la garantía estatal.

Ahora también se suman voces oficialistas, como las de los diputados RN Sofía Cid y Francisco Eguiguren.

La parlamentaria propone una «defensoría de las pymes», ante los «muchos reclamos de no poder acceder a este beneficio», mientras que su correlegionario fustiga que los bancos responden «sólo a los ‘viables’ y ese no fue el compromiso. La banca debe cumplir».

También el propio ministro de Economía criticó a la banca, pidiéndole «estar a la altura de lo que está pasando en el país».

«Les están prestando al filete, a los clientes que saben que van a pagar. Pero no lo están haciendo al huachalomo. También hay que prestarle al que necesita más», lanzó Lucas Palacios en Pauta.

Para el Frente Amplio, se trata de asegurar que cualquier pyme tenga acceso a créditos: «Si los bancos aceptan la garantía del Estado, deberían aceptarlos a todos, sin discriminar».

En la ex Nueva Mayoría también hay públicas críticas a la ley y la forma en que la banca está gestionando las solicitudes de crédito, como planteó el diputado DC José Miguel Ortiz, quien consideró que la línea de financiamiento no bancaria anunciada el pasado 17 de mayo sólo muestra el «fracaso» de la legislación y que los «bancos -lamentablemente- no ayudaron a las empresas pequeñas».

El senador PRO Alejandro Navarro, en tanto, recordó su postura durante la tramitación y ahora demanda «condonación de impuestos y crédito directo».