×

Nacional

Factor vacunas: Análisis del impacto que tendría la inoculación en la reactivación económica

viernes, 25 diciembre 2020 - 6:22 pm

Emol | Marcado por el inicio de la vacunación en el país, ha estado este jueves en vísperas de Navidad. Temprano aterrizó el avión comercial con las primeras 10 mil dosis de la vacunas Pfizer-BioNtech contra el coronavirus, la que enseguida comenzó a aplicarse a funcionarios de la salud, lo que desde el Gobierno han calificado como «el primer paso» en el camino de la inoculación que comienza a recorrer Chile.

Mañana las vacunaciones continuarán en distintos hospitales y clínicas de Santiago, y también comenzarán a suministrarse en las regiones de Magallanes, el Biobío y La Araucanía, a la espera de que más dosis aterricen en el país. «Durante enero, todas las semanas vamos a recibir nuevas dosis», dijo esta mañana el ministro de Salud, Enrique Paris, y agregó que «probablemente después del 20 de enero se va a sumar una vacuna de otro origen, la Sinovac (de China), y además tenemos otros convenios con otras vacunas».

Por ahora, Chile tiene reservas comprometidas por 36 millones de vacunas, incluidas diez millones de Pfizer-BioNTech, diez millones de Sinovac, cuatro millones de AstraZeneca-Oxford y cuatro millones de Johnson & Johnson, y el Gobierno tiene aseguradas cerca de ocho millones del programa mundial de suministro de vacunas Covax. «Pensamos que en el primer trimestre (de 2021) vamos a tener cinco millones de personas vacunadas, y en el primer semestre vamos a llegar al 80% de la población», acotó Paris.

Chile es el país latinoamericano que ha obtenido mayor cantidad de reservas de vacunas en relación a su población, y el primer, junto con México, en iniciar el proceso de inoculación en la región. Señales que son vistas de forma positiva desde la mirada de los economistas, quienes esperan que la aplicación de las vacunas permita al país fluir de mejor forma en el complejo sendero para recuperarse de la contracción económica.

Cerca de US$200 millones del presupuesto fiscal del próximo año se destinarán al pago de vacunas y para el Banco Central, que el proceso de inoculación sea efectivo es importante para sus estimaciones de cara a 2021.

El ente rector espera que el próximo año el PIB nacional crezca en un rango de 5,5% y 6,5%, proyecciones que, según la minuta de la última Reunión de Política Monetaria (RPM) se apoyan «en buena medida en la reducción de los contagios, el retiro gradual de las restricciones sanitarias, el impulso de la política monetaria y fiscal y la capacidad de adaptación de muchas empresas». Y aunque que el retroceso a Fase 2 del plan Paso a Paso de la Región Metropolitana «podría afectar en algo el impulso en el margen, en la medida que este pudiera ayudar a articular una transición ordenada a la aplicación de una vacuna evitaría tener que recurrir a medidas más drásticas».

Por otro lado, el peso chileno también celebra. Según un estudio de Bloomberg referente 12 monedas de mercados emergentes, Chile se encuentra en una posición privilegiada. Y es que, de acuerdo con el análisis, Chile -junto con México- ha conseguido más vacunas que sus pares de mercados emergentes, lo que ha impulsado el optimismo para un fortalecimiento de la moneda nacional y un resurgimiento económico.

De hecho, el dólar en el mercado cambiario local cerró hoy en su última sesión de la semana -marcada por el inicio de la inoculación en el país- cotizando en $711, su nivel más bajo desde el 11 de octubre de 2019, previo al inicio del estallido social.

«Sustancialmente importante» para la reactivación

Para el economista e investigador de Libertad y Desarrollo, Tomás Flores, que Chile haya comenzado a aplicar las primeras vacunas contra el covid-19 «es sustancialmente importante, ya que esto permitirá que sectores como el turismo y la educación tendrán mayor certeza del plazo para retomar la actividad con normalidad».

De todas formas, aseguró que el factor clave para la reactivación económica del país dice relación con el proceso constituyente. «Si los candidatos (a constituyentes) son de un perfil populista, ello afectará las inversiones futuras, siendo postergadas hasta que exista mayor claridad de las nuevas reglas del juego», dijo.

Mientras que el también economistas y académico de la U. de Chile, Alejandro Alarcón, calificó como «muy importante» el proceso de vacunación para la reactivación económica del país, aunque afirmó no estar demasiado optimista en cuanto a que esto se desarrolle con celeridad. «Creo que este proceso para tener efectos (sobre la economía) va a tomar gran parte del segundo semestre. Es necesario que la mayor parte de la población esté vacunada», acotó.

En ese sentido, indicó que «la mayor parte de los cálculos que tenemos para el próximo año es un primer trimestre más lento, precisamente por las últimas medidas de confinamiento que se han tomado, y no sabemos exactamente cuánto van a durar o si se van a profundizar. Sin duda el confinamiento hace que la creación de actividad sea más lenta, que la recuperación de empleo sea más lenta. Por lo tanto, durante una buena parte del año, en la primera al menos, no se va a notar el proceso de vacunas en la población y en la economía».

En cuanto a si cree que el haber iniciado la inoculación podría mover las proyecciones de Banco Central, Alarcón comentó que «todas las proyecciones están seriamente afectadas por la baja base de comparación de 2020, por lo tanto, yo sería muy prudente respecto a eso. Va a haber una recuperación, pero no sé si una reactivación. Al empleo yo lo veo recuperándose más lento, y esa es la variable que afecta la clave de la expansión de la economía: el consumo, y eso no se va a producir mientras no haya más inversión».

«Lo más importante es que el próximo año avancemos en estabilidad política, que el proceso constituyente se realice con estabilidad. Eso va a ayudar a que efectivamente la empresa privada empiece a invertir nuevamente, y eso es lo que crea empleo de calidad y, en definitiva, consumo sostenible en el tiempo», concluyó.