×

Regional

Bienes Nacionales y Minvu Atacama firman inédito convenio para evitar repoblamiento de campamentos en zonas de alto riesgo

jueves, 13 febrero 2020 - 4:34 pm

La iniciativa consiste en la suscripción de un convenio entre ambos estamentos, gracias a lo cual, es posible traspasar recursos provenientes del MINVU a Bienes Nacionales, para la elaboración, implementación y desarrollo de un Plan de Fiscalización, Seguimiento y Control, el cual tiene como finalidad el evitar el repoblamiento de campamentos en terrenos fiscales, y principalmente, en zonas de alto riesgo.

Para concretar el objetivo del convenio, la Secretaría Regional Ministerial de MINVU Atacama consigna la trasferencia de recursos por un monto total de $100.000.000 (cien millones de pesos), los que serán empleados en el transcurso de los dos años en que se encuentra vigente el acuerdo.

“Entre el 2018 y 2019 se hizo un nuevo catastro en Atacama, en el cual se pudo identificar 73 nuevos campamentos en la región, muchos de ellos se encuentran en situación de riesgo por amenazas naturales, tanto de remoción en masa o lo que se llama aluvión; por lo tanto, hoy día estamos transfiriendo 100 millones de pesos al Ministerio de Bienes Nacionales, para que pueda cautelar, que no se repueblen estos sectores, fundamentalmente por la seguridad de las personas, de las familias que están en esos lugares, y también para aquellas que están aguas debajo de las piscinas de decantación de flujos aluvionales”, indicó Rocío Díaz Gómez, Seremi (s) MINVU Atacama.

Respecto al empleo de los recursos, la autoridad de vivienda señaló que en Atacama existen muchas quebradas y zonas riesgosas. “Lugares como Alto del Carmen están completamente insertos en quebradas. Por lo tanto, lo que se está haciendo es identificar aquellos lugares con alto riesgo, y con alto número de familias; por lo tanto, va a haber una priorización de aquellos lugares con mayor riesgo. Preliminarmente, el sector de Andacollo está en alto riesgo y es numeroso en cuanto al número de familias, por lo tanto, va a ser uno de los sectores que estará en ‘lista uno’ para poder cautelar”.

Por su parte, la Seremi de Bienes Nacionales Atacama, Carla Guaita Carrizo, destacó lo inaudito del convenio. “En primer lugar, señalar que este convenio de transferencia es inédito. Nosotros estuvimos averiguando, y no hay otra región en Chile, en la que se haya desarrollado esta coordinación y conexión con el Ministerio de Bienes Nacionales y MINVU, y que se transfieran recursos de un Ministerio a otro. Por lo tanto es una muy buena noticia para nuestra región”, argumentó, agregando que gracias a estos fondos, “vamos a tener la capacidad de poseer más recursos humanos para poder fiscalizar cada uno de los sectores que son de riesgo, con el fin de evitar la proliferación de campamentos, o de ocupaciones en lugares de riesgo, y también generar algún tipo de acción en el terreno, con el fin de evitar próximas ocupaciones. Entendemos, obviamente la necesidad de muchas personas, de poder tener un lugar donde vivir, pero también hay un bien que proteger, que es mayor, que es la seguridad y la vida de las personas. Tenemos que hacerlo como autoridades, es una obligación el desarrollarlo, porque esta es una región que, constantemente lo hemos visto en los últimos años, está proclive a eventos meteorológicos, que implican un riesgo para la vida de las personas. Así que esa es la razón fundamental, el proteger la vida, el proteger la seguridad de los niños, de las niñas, de los adultos mayores, y de todas las personas”, sentenció.

Igualmente, Guaita enfatizó que la cartera de Bienes Nacionales Atacama, “ha estado en constante fiscalización en los sectores. Si bien existen algunas ocupaciones, hay otros sectores en los que solo existen demarcaciones de terreno. También hemos trabajado, sin existir aún este convenio, en imposibilitar los terrenos para que no hayan ocupaciones, y obviamente han proliferado, pero es un trabajo que se debe realizar en conjunto con la gente, concientizar a los vecinos, que lo que estamos haciendo, aun cuando en primera instancia pueda parecer complicado para ellos, es cuidar su bienestar. Y en ese sentido, hay que buscar las vías regulares para obtener una vivienda, que demora, pero que también se hace en lugares que son seguros, y en lugares donde las familias pueden desarrollarse sin riesgo”.

Otros antecedentes 

El Ministerio de Vivienda y Urbanismo a través del Programa Asentamientos se ha propuesto otorgar una solución habitacional a las familias que actualmente se encuentran en situación de campamento con el objeto de permitirles superar su situación de precariedad habitacional.

En este contexto se encargó al Ministerio de Vivienda la actualización del catastro de campamentos, el que arrojó en la Región de Atacama 73 asentamientos ilegales, individualizando a 4.648 hogares y totalizando un universo de 9.637 personas viviendo en esa condición, presentando un aumento de un 170% en relación con el catastro del año 2011, siendo la tercera región a nivel país con mayor aumento de campamentos.

La actualización del catastro de campamentos realizado el año 2018 detectó nuevas ocupaciones ilegales sobre territorio fiscal, con construcciones ilegales emplazadas en zonas de remoción, cercanas a piscinas aluvionales, en quebradas y otros sectores complejos. Esta nueva dinámica territorial, exige al Programa de Asentamientos Precarios la ejecución de una serie de medidas y acciones que permitan acelerar la intervención en estos nuevos asentamientos, mediante estrategias de relocalización o radicación, dando prioridad a quienes viven en campamentos más antiguos y también a los que están ubicados en zonas evidentemente riesgosas.

Para realizar un trabajo de fiscalización de áreas y terrenos riesgosos y evitar que los asentamientos ilegales proliferen o se instalen en ellos, se requiere generar sinergias y coordinaciones con el Ministerio de Bienes Nacionales por ser administrador de los terrenos fiscales. En este contexto es que la SEREMI MINVU Atacama y la SEREMI de BBNN acuerdan suscribir este Convenio, donde se traspasan recursos del Estado para elaborar, implementar y desarrollar un Plan de fiscalización, seguimiento y control con la finalidad de evitar el repoblamiento de campamentos.

Para concretar el objetivo del convenio, la SEREMI MINVU transferirá a la SEREMI BBNN, recursos por un monto total de $100.000.000 (cien millones de pesos). La vigencia de este convenio será de 24 meses (2 años).