×

Regional

Alcalde de Copiapó: “La salud y la educación de nuestros estudiantes es prioridad”

jueves, 14 marzo 2019 - 10:55 pm

Un llamado a trabajar en conjunto con todos los actores involucrados realizó el Alcalde de Copiapó, Marcos López, para buscar una solución a la situación de los malos olores en los recintos educacionales de la comuna.  El edil recalcó que “la salud y la educación de nuestros estudiantes es prioridad”.

Esto tras el último episodio donde la Corte de Apelación dio orden de no innovar suspendiendo las clases en el Liceo El Palomar y la Escuela Las Brisas tras la solicitud realizada por el Instituto Nacional de Derechos Humanos. La decisión se basó en un informe de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) que arrojó la presencia de gases explosivos.

La máxima autoridad comunal enfatizó que “queremos encontrar soluciones y esperamos presentar nuestra reconsideración a la Corte de Apelaciones y lograr que trabajemos en conjunto todas las autoridades para encontrar una solución primero transitoria porque hoy las clases están suspendidas y una solución de carácter estratégico para ver cómo vamos administrar un fenómeno que va seguir existiendo”.

Cabe recordar que el proceso se originó el año pasado con el Recurso de Protección que presentó el Instituto Nacional de Derechos Humanos que se acogió parcialmente en el sentido que se le instruyó a la Municipalidad de Copiapó dar continuidad a las medidas que ya venía implementando que eran de carácter mitigatoria y preventiva. También se le instruyó a la Superintendencia de Servicios Sanitario (SISS) definir los procesos que debe llevar la municipalidad adelante y fiscalizar dentro de un plazo de tres meses siendo la sentencia el 31 de diciembre.

La SISS trató de excusarse a través de un Recurso de Aclaración para no quedarse con esa responsabilidad y limitarla a fiscalizar lo que la municipalidad debe realizar. La corte no acogió el Recurso de Aclaración y consideró que la sentencia era explicita, clara y por lo tanto la SISS debe definir los procesos y luego fiscalizarlo.

A finales de febrero el Instituto Nacional de Derechos Humanos solicitó a la corte que le pidiera a la SISS informar las medidas implementadas y lo mismo a la Municipalidad de Copiapó. La SISS presentó un calendario de fiscalizaciones y en ese contexto se constituyó el jueves 7 y viernes 8 de marzo para fiscalizar y donde informó los resultados a los organismos competentes (Gobernación de Copiapó, Municipalidad de Copiapó, Seremi de Salud y Seremi de Educación) pasada a las ocho de la noche del viernes.

Sobre las medidas que ha realizado la municipalidad, el Alcalde puntualizó que se hizo una segunda unión domiciliaria para separar el sistema de evacuación de agua servida de los procesos de alimentación con el resto del sistema de alcantarillado de los establecimientos.

A lo anterior agregó que “hemos hecho las cámaras desengrasadoras, hemos instalado chimeneas adicionales para mayor ventilación y también las hemos elevado a 18 o 20 metros para generar mayor nivel de aireamiento, hemos hecho trampas de agua para evitar que los flujos de gases ingresen desde la calle a los establecimientos y hemos actuado en consonancia a las recomendaciones que nos ha hecho de manera verbal y formal la SISS”.